5 votos
4 clics

Gobernar para las élites: manos privadas sobre la democracia

Tercero, un punto más sutil: cuando la riqueza y la influencia política están exclusivamente en manos de una minoría privilegiada, esta minoría cosecha además todos los beneficios de la educación y el mercado laboral. La movilidad social desaparece y grupos de personas quedan excluidos de la sociedad. La justicia no existe cuando el éxito es el resultado de un sistema que solo beneficia a aquellos que tienen poder y riqueza.
negativos: 0   usuarios: 5   anónimos: 0  
compartir:  twitter  facebook  
    comentarios cerrados

    menéame